Millenium

La palabra yoga –proveniente del sánscrito, la lengua sagrada de los hindúes– que significa unión, es decir, es una unificación entre el cuerpo y la mente. Esta disciplina hindú –que tiene más de 5.000 años de antigüedad– se originó en la India como una ciencia de la vida para conservar la salud física, mental, emocional y para responder preguntas filosóficas universales. En el 1.200 aC, los sufís librepensadores de aspecto místico lo difundieron por el que ahora se conoce como el Lejano Oriente. Los primeros escritos se encuentran de hace 2.500 años, alrededor del 400 aC. El famoso hindú PatanJali es el autor de la obra Yoga-sutra, todo un texto clásico del tema. Su significado va más allá de realizar posturas complicadas y permite encontrar el equilibrio, conectar con lo esencial y requiere esfuerzo y constancia. Puede englobar diferentes métodos pero es una bonita y agradable práctica para mejorar el bienestar mental y físico, y la unión con el ser espiritual.

Éxito globalizado

Esta disciplina milenaria disfruta hoy en día de una popularidad mundial y de una aceptación creciente por todas partes. Es tan grande la fama que tiene actualmente el yoga que el primer ministro de la India, Narendra Modi, ha creado un ministerio dedicado a promover y propagar su conocimiento. Además, el 21 de junio se ha instaurado como el Día Internacional del Yoga.

Saül Martínez es psicólogo clínico y proviene de una familia de practicantes de yoga. Tiene 62 años y lleva más de media vida en este mundo, tiene un centro en Girona denominado Esencia de Yoga del cual es maestro de hata y tantra yoga. Especifica que el yoga no es una religión sino una filosofía que quiere dar respuesta a la existencia. Explica que en los 60 el yoga entró con fuerza en Europa, sobre todo en Suecia, despacio se fue expandiendo y a la Península Ibérica llegó a finales de los 60. Después saltó a los Estados Unidos, donde vivió un gran estallido y en los 80 se convirtió «en el segundo mejor negocio que se podía tener y empiezan las franquicias», explica Saül Martínez. Él, que ha estado vinculado en el mundo de esta filosofía desde hace años –fue de los primeros profesores de España– declara está alucinado por cómo ha evolucionado todo, «no es una crítica sino una obviedad».

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *