Millenium

0

Todo el mundo ha oído hablar de la prostitución, básicamente por ser el oficio más antiguo del mundo, ¿no? Ahora bien, dentro de la prostitución en sí, existen muchas categorías y muchos tipos. No todo el mundo busca lo mismo ni todo el mundo ofrece lo mismo.

Entre las diferencias más destacables están por ejemplo las diferencias entre las putas (propiamente así dichas) y las escorts. Aunque mucha gente las suele meter en un mismo saco, no son lo mismo porque las escorts barcelona topescortsbarcelona.com son mujeres que libremente eligen tener sexo por dinero, jamás son forzadas.. Aunque una cosa sí que tienen en común, y es que ofrecen su cuerpo o su compañía para que otros lo aprovechen de forma placentera a cambio de una compensación, que suele ser económica.

Lo que representa ser prostituta (puta)

Para ver las diferencias entre una y otra, empezaremos definiendo un poco lo que significa ser puta. Esta profesión se orienta sobre todo a alquilar el propio cuerpo. Normalmente se hace a cambio de dinero, pero también se puede dar el caso que se obtengan favores u otros tipos de bienes. La palabra viene del latín “prostituere”, que significa nada más y nada menos que exhibir algo para ser vendido.

Por tanto, la prostitución es simplemente un hecho comercial. Hay varios tipos de putas y una escala de precios que van de una punta a la otra, desde la puta de carretera hasta la prostitución de élite para personas que realmente puedan pagárselo. Principalmente, la relación con el cliente empieza y termina en la cama, sin más.

Lo que representa ser escort

Aunque la base sea la misma, cuando se habla de ser escort ya implica otra serie de cosas, ya que la base ya no es la exhibición del cuerpo para poder ser alquilado y usado sino de ofrecerlo como compañía. Aunque luego acaben o no el cama, el punto de partida ya es diferente y solo por eso ya parece que ser escort sea de una categoría más elevada.

Normalmente las personas que hacen de escort van más allá de la compañía íntima y son a menudo acompañantes en cenas, eventos o celebraciones de diversa índole. Al tratase de un servicio más completo y que implica más cosas, las escorts suelen ser personas formadas y con suficiente bagaje cultural para poder ser llevadas a cualquier parte y mantener con ellas una conversación inteligente.

El negocio de las escorts ha aumentado mucho en los últimos años: a nuestro país asisten cada vez más personas que vienen de viajes de negocios o para asistir a ferias internacionales. Estas personas a menudo vienen solas y buscan a una persona que les dé compañía y que además pueda calentarles la cama si es necesario.

Las escorts, pues, se suelen diferenciar de las putas por ofrecer a sus clientes algo que va más allá del puro acto sexual, convirtiéndose en una persona más cercana hasta que el cliente diga basta o se vaya otra vez a su país (en caso de ser extranjero). Aún así, la línea es muy fina y hay también muchas prostitutas que ofrecen compañía y muchas escorts que son simplemente contratadas por pasar un rato lujurioso y ya está.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *